Loading
Jun 30, 2016

Marc Schuran y la primera máquina para tatuar impresa en 3D

¡Que no cunda el pánico tatuadores! Esta puede que algún día sea vuestra arma de trabajo pero los amantes de la tinta seguiremos confiando en vosotros.

Marc Schuran, diseñador austriaco es el inventor de la primera máquina para hacer tatuajes impresa en 3D. Y aunque su rediseño de la clásica máquina de tatuar se ha convertido en toda una revelación, su objetivo no era quitarle el puesto a ningún tatuador ni mucho menos convertirse en uno de ellos pero como no podía ser de otra forma él mismo se ha atrevido a tatuar con ella.

De momento los tatuajes que podemos ver del diseño de Marc Schuran son líneas rectas y con tinta negra, diseños más simples pero que han supuesto un paso adelante respecto a otras máquinas de tatuar. Y después de haber tatuado a 10 personas asegura no haber tenido ningún problema. De ser así, nos quedamos más tranquilos y seríamos incluso capaces de ofrecernos de conejillo de indias

Aún es pronto, pero no sería de extrañar que dentro de unos años en una visita a nuestro tatuador (ya sabemos que esto es como comer, empiezas y no puedes parar) nos sorprendiera con esta nueva maquina.

Schuran se tomó este rediseño como un proyecto a largo plazo en el que encontrar nuevas maneras de hacer uso de la impresión 3D. Sin embargo, su éxito ha ido más allá sorprendiendo a diseñadores, tatuadores y tatuados.
Los dos componentes principales de la máquina de tatuar fueron impresos en 3D para después ser unidos con los componentes normales de una máquina de tatuar, Schuran las llama “las piezas de la máquina clásica de tatuar” tales como tornillos, punta, tubo, bobinas y agujas. Dos piezas que hacen, el agarre y el marco diseñadas con Rhinoceros e impresos en 3D en tan sólo tres horas utilizando una impresora 3D de Stratasys uPrint SE.